Póquer de Neymar y dudas en defensa

El FC Barcelona volvió al gol con un Neymar estelar al firmar cuatro goles (dos de penalti). Pero el equipo de Luis Enrique no despejó las dudas en defensa. Las aumentó…

Póquer de Neymar y dudas en defensa

El FC Barcelona sumó este sábado contra el Rayo Vallecano en el Camp Nou su sexta victoria en la Liga. No fue un triunfo cómodo ni fácil. El equipo de Luis Enrique tuvo que levantar un 0-1 en contra y afinar la puntería desde el punto de penalti en la primera mitad porque, en jugada, fue incapaz de superar a Toño. En la segunda se vio dominado por unRayo descarado y sin complejos que murió fiel a sus ideas. Neymar, con otros dos goles (primer póquer para el brasileño como blaugrana) y Suárez fueron los goleadores locales y Jozabed, para el equipo visitante.

Luis Enrique armó un equipo previsible. Tampoco podía sorprender demasiado debido a las lesiones y rotaciones. Buscó, eso sí, presión y mordiente para recuperar el balón lo más arriba posible, consciente de que el Rayo le disputaría la posesión del esférico, como así lo hizo.

Sin embargo, las primeras oportunidades fueron para el FC Barcelona, que salió muy enchufado en todas las líneas para no verse sorprendido por el equipo madrileño.

Rakitic tuvo la primera, a la contra, pero su disparo desde dentro del área lo sacóToño con el pie derecho (minuto 6). La segunda la firmó Luis Suárez, que también desde dentro del área, después de un oportuno robo de Busquets, se topó con el pie derecho del meta rayista (minuto 10).

Poco después, tras un aviso de Bebé que Mathieu pudo cortar en el último instante, llegó el 0-1, obra de Javi Guerra. Fue un saque de esquina que Bebé jugó con Trashorras, que devolvió a Bebé y el centro de éste lo remato, desde muy cerca, Javi Guerra a la red(minuto 15).

Jarro de agua helada a un Barça que había generado más ocasiones, pero que las había desaprovechado todas. Pero después del cuarto de hora, el Barça puso una marcha más.Sergi Roberto y Neymar empezaron a cobrar protagonismo y cambiaron la dinámica del choque.

El brasileño fue agarrado de la camiseta por Diego Llorente sobre la frontal, cayendo dentro del área, pero el árbitro no quiso ver nada… No sucedió lo mismo en el minuto 21, cuando el mismo jugador zancadilleó a Neymar en la zona de castigo. El penalti lo convirtió el brasileño, con la derecha y por la derecha del Toño.

Las ocasiones, con el 1-1, las siguió firmando el Barça. Sandro desaprovechó una en el minuto 25 (disparó alto con la zurda) y Neymar otra en el minuto 28 (disparo cruzado que rozó el poste izquierdo de Toño).

Y en el minuto 31 llegó el 2-1, también de penalti. Nacho, superado por Neymar dentro del áea, lo derribó echando la pierna hacia atrás y el brasileño, otra vez con la derecha, pero por la izquierda del meta, alojó el esférico en la red.

Lo que el FC Barcelona era incapaz de hacer colectivamente, de jugada, lo había hecho desde el punto de penalti. Penaltis, todos ellos claros, sin discusión, de libro, como el quetuvo que pitar el juez en el minuto 42 por derribo de Nacho a Neymar dentro del área.

En la segunda mitad el Rayo salió en busca del empate, sin complejos. Tenía que quemar sus naves. Y lo hizo. Se adueñó del balón y dominó al Barça, que solo apareció en las contras. Bravo fue en esos momentos el jugador clave del Barça, con meritorias paradas ante Javi Guerra (minuto 48), Ebert (minuto 50) y Lass (minuto 66).

Pero los riesgos que había asumido el equipo de Paco Jémez eran cada vez más evidentes. Cualquier ajuste defensivo, por mínimo que fuera, podía pagarlo muy caro. Y así fue. En dos minutos el FC Barcelona arruinó sus esperanzas de sacar algo positivo del Camp Nou.

Y fue Neymar el verdugo. En el minuto 69 recogió un rechace de Toño para clavar el 3-1 (minuto 69) por alto y, un minuto después, en el 70, firmó su primer póquer como blaugrana. El 4-1 lo anotó con la zurda, a placer, después de una generosa asistencia de Luis Suárez.

El Rayo no abandonó su idea y siguió arriba para recordar diferencias, pero encajó elquinto, obra de Luis Suárez, que conectó dentro del área una asistencia de Neymar (minuto 77).

El 5-1 seguramente no hizo justicia a los méritos de uno y otro equipo, pero lo cierto es que el Barça se hizo con un marcador que necesitaba para recuperar la confianza de sus delanteros, pero no despejó las dudas que arrastra en defensa desde el inicio de curso.Cedió muchas (demasiadas) oportunidades a un equipo como el Rayo y no dio sensación de consistencia atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s